de la larga Búsqueda al Encuentro Interno

Cada vez más aumenta el número de personas buscadoras de la verdad o del propósito de vida.

Cada vez existe más picoteo espiritual que es motivado por la oferta cada vez más variada en las cuestiones relativas al Ser. Cada vez más, cada vez más…

Pues solo me gustaría hacerte ver que estás más cerca del Encuentro de lo que piensas, solo es soltar las búsquedas dirigidas al exterior y redirigirlas hacia el interior.

Eso ya lo se…¿pero… cómo se hace?“:

  1. TOMA DE CONCIENCIA, dándote cuenta de ello.
  2. DECISIÓN: Interesándote por aquella herramienta que te ha atraído siempre y por la que nunca optas definitivamente. “Siempre hay cosas mas importantes que hacer”. La eterna huida a través de la justificación o auto-engaño.
  3. TRABAJO y ESFUERZO: Aprender a manejarla y saber cómo manejarla. El esfuerzo tras tantas demandas diarias no gusta a nadie, pero de qué otra forma un violinista consigue pertenecer a una filarmónica, de qué otra forma un futbolista puede llegar a ser de élite. Esto se entrena.
  4. PACIENCIA: Permanecer practicando en ella un tiempo figurativo considerable que pase por la primavera, el verano, el otoño y el invierno. De esta manera pasarás del enamoramiento a la retirada y podrás encontrar el término medio, el punto de equilibrio. Esto solo es cuestión de paciencia.
  5. VALORACIÓN: Revisar lo aprendido y aportado tras exprimirla para saber si continuar o buscar algo más complementario que te haga crecer, esto es decisión tuya.

El exceso de herramientas para la exploración interior nos dispersa y nos equivoca. Tras un tiempo explorando superficialmente nos produce mayor inquietud e insatisfacción, mayor que la que teníamos

La búsqueda parte de ti, escúchate, tu voz interior es más importante que cualquier publicidad externa por mucho que se interponga en tu camino. Tu Ser está más cerca de lo que piensas. De hecho, al pensarte te separas más de ti mismo.

Respírate, siéntete estés como estés, porque el cuerpo nos va aclarando y diciendo de una forma muy particular lo que irás descubriendo poco a poco

Una forma de hacerlo es a través de técnicas de respiración y atención hacia un objeto externo o bien un proceso como es la respiración. Requieren aprender la técnica pues la mente galopa por donde quiere, es como un mono que va saltando de árbol en árbol creando desasosiego cuando lo observamos, aunque si nos creemos uno de ellos, nos daremos cuenta de la atención que pone cuando salta de rama en rama para no hacerse daño. Este entrenamiento requiere un guía que te muestre el camino por donde ya caminó, de otra manera no puede señalarlo y mucho menos acompañarte, debe conocer todos los huecos, baches y topes que en el existen.

El primer acto de atención es elegir la herramienta, arriésgate después de escucharte, pero de momento, solo una. Hay herramientas como la Meditación de las Tres Luces que es guiada y sencilla y vas viendo como te vas habitando poco a poco despegándote de las emociones perturbadoras. Otras como el Reiki Ho con el que vas adquiriendo cada vez más tranquilidad, salud y sensibilidad. Otras como las herramientas propias de la terapia Gestalt que te van a permitir adquirir un mayor dominio de tu vida.  Aunque hay muchísimas más que puedes encontrar.

Así mismo, el ejercicio físico, ejercitar el intelecto y la buena alimentación complementarán un estado de cada vez mayor claridad y por tanto, serenidad y por tanto, liberación y por tanto, felicidad.

La disciplina nos hace evolucionar

Luego, aprende a serte fiel y a tener paciencia hasta obtener resultados fruto de tu práctica. Date cuenta que si has elegido una herramienta es porque alguien te habló de ella, o porque has visto el fruto de la perseverancia en alguna persona. Este ejemplo es fundamental para elegir la herramienta. Esta última opción es la que resuena contigo, es la verdadera, no lo dudes. Es importante seguir las instrucciones de quien la uso y puede transmitirla, de otra forma podrías dedicar todo tu vida y quizá no llegues a nada.

Como se suele decir y habrás oído otras tantas veces, hay muchos dedos que señalan a la luna, pero solo una luna de verdad. Da igual de donde partas y por donde llegues, esa es tu decisión 

Da igual el camino que elijas, recórrelo y no te quedes en las puertas, se paciente y es ahí donde realmente debes explorar, hacia tu interior.

El Ser no tiene que encontrarse simplemente Está

 

 

¡Ánimo! si empiezas por uno, recogerás el fruto. No pierdas más tiempo, cuanto antes comiences antes vas viendo los resultados y adquiriendo tu propia sabiduría sobre la experiencia.

Belen Lopez, 649 46 21 39

Terapeuta, docente y consultora.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *